El Instituto es un centro de enseñanza de las neurociencias clínicas que conjunta a un selecto grupo de estudiantes de posgrado con maestros de gran experiencia en sus diferentes disciplinas en un ambiente donde la exigencia académica no es menor al respeto y la cordialidad entre los profesionales de la medicina que ven al enfermo del sistema nervioso, como su principal motivo de atención y estudio.

Una de las características que hacen única la enseñanza en esta institución, es la convivencia de médicos en formación de disciplinas diferentes pero con objetivos de aprendizaje común. Tal es el caso de la neuroanatomía, la semiología neurológica y psiquiátrica, el manejo de urgencias o la neuropatología. Todos los residentes, sin importar el curso al que estén inscritos deben aprobar estos cursos teóricos durante el primer año. Para el segundo año los cursos teóricos incluyen a las enfermedades neuro degenerativas, la clínica de los movimientos anormales, la epilepsia, la neuro radiología, el desarrollo neurológico del niño, el trauma craneal y raquimedular, la atención al enfermo en estado crítico, la neurofisiología clínica, la enfermedad cerebro vascular, las cefaleas y el dolor facial y la neuro infectología, además de una serie de seminarios dirigidos a cada disciplina.

El médico residente en el Instituto tiene la obligación de estudiar, de asistir y aprobar los cursos mencionados que se imparten en punto de las siete horas a todo lo largo del ciclo académico.

Las sesiones multidisciplinarias, de temas selectos, de corte de cerebro y anatomo clínicas, complementan la formación teórica, -con base al Programa Único de Especialización Médica de la División de Estudios de Posgrado de la Faculta de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México-. En ellas se reúne todo el grupo de residentes para tratar temas que van desde la inmunología hasta la psicopatología, la clasificación y estudio de los tumores del sistema nervioso, el choque neurogénico, el diagnóstico de la muerte cerebral y el estado vegetativo y profundas discusiones sobre temas neuro éticos como la eutanasia; solo para citar algunos ejemplos.

La actividad asistencial va de la mano de lo teórico en la formación de excelencia de nuestros residentes. El Instituto es un centro de referencia a nivel nacional, lo que implica a miles de enfermos atendidos por año en la consulta externa y en los pisos de hospitalización. Los quirófanos más modernos y con el más sofisticado equipo permiten efectuar más de 1,400 cirugías mayores al año. Pocos centros en el mundo permiten a sus residentes tal exposición al acto neuroquirúrgico. Los residentes de neurología clínica atienden todo tipo de enfermedades de la especialidad. La clínica de epilepsia es una de las más concurridas en el mundo y lo mismo puede decirse del pabellón neuropsiquiátrico o de los servicios de oftalmología neurológica y neuro otología, en los que un buen número de médicos extranjeros se han formado para regresar a sus lugares de origen y desarrollar estas subespecialidades.

En los últimos años, la terapia endovascular neurológica, con los más sofisticados procedimientos de neuronavegación, la radioneurocirugía con el acelerador lineal Novalis y la neurorradiología con la resonancia magnética de tres teslas, que permite obtener las imágenes cerebrales funcionales han confirmado al Instituto como un centro docente de vanguardia.

Los residentes del extranjero, de provincia, solteros, pueden optar por habitar en la residencia médica. Un cómodo y funcional edificio que procura un ambiente propicio para el estudio y el descanso necesario tras las duras jornadas de trabajo.

Informes adicionales pueden ser requeridos al Dr. Javier Avendaño Mendez Padilla, subdirector de Enseñanza al correo electrónico: dirensenanza@innn.edu.mx