innn.salud.gob.mx

Cisticercosis Cerebral

Secretaría de Salud ¿Qué es la cisticercosis cerebral?

Es la presencia de larvas de taenia solium, comúnmente conocida como solitaria, en el sistema nervioso central. La cisticercosis cerebral es un padecimiento muy frecuente en México; no tiene predilección de edad o sexo y afecta a cualquier clase social.

En México, como en muchos otros países, los primeros estudios para conocer la frecuencia de la neurocisticercosis se realizaron en hospitales y en series de necropsias, reportando hasta 8.6 % en pacientes hospitalizados y alrededor de 2 % en necropsias de adultos.

En un estudio realizado en este Instituto durante el periodo 1995-2001 se detectaron un total de 386 casos, estimando un promedio de 55 casos por año.

Uno de tres o cuatro de los afectados son operados de cráneo en los servicios de neurocirugía, prácticamente en todos los hospitales de México.

¿Cuál es la causa de la cisticercosis?

Esta enfermedad es producida por los huevecillos de solitaria, parásito que se aloja en el intestino de muchas personas.

Es una creencia popular que este padecimiento se presenta por comer carne de cerdo mal cocida, lo cual no es verdad. Lo que produce comer carne de cerdo mal cocida es la parasitosis intestinal por taenia solium (solitaria) convirtiéndose el hombre parasitado en un riesgo potencial, ya que diariamente arroja en sus materias fecales 200,000 huevecillos contenidos en los fragmentos de solitaria conocidos como tallarines que, de ser ingeridos por otra persona en alimentos contaminados, se van al cerebro y causan la cisticercosis cerebral. Estos huevecillos no pueden verse a simple vista y frecuentemente contaminan los alimentos que ingerimos.

¿Cómo se adquiere la enfermedad?

Existen dos formas:

La más común es la infección externa. El hombre, que es el huésped definitivo, alberga en su intestino a la taenia solium (solitaria) adulta, y al evacuar, en sus heces fecales elimina diariamente enormes cantidades de huevecillos del parásito y contamina sus manos, depositando así múltiples huevecillos en los alimentos que consume o da a consumir a otras personas. Cuando un individuo defeca al aire libre, los huevecillos afectados contaminan sembradíos y legumbres, que posteriormente serán ingeridos por personas y así contraerán la enfermedad.

La otra forma es la auto infección interna. Cuando una persona que tiene en su intestino a la solitaria adulta, algunos huevecillos del parásito llegan al estómago por los movimientos intestinales; aquí el jugo gástrico rompe la membrana que protege a la larva y ésta emigra, a través del riego sanguíneo, preferentemente al cerebro, en donde produce un grave padecimiento.

¿Cuáles son los síntomas neurológicos de la enfermedad?

Son muy variados, de acuerdo con la localización y número de cisticercos en el cerebro, como por ejemplo:

  • Dolor de cabeza
  • Visión borrosa
  • Alteraciones al caminar
  • Crisis convulsivas

¿Es posible diagnosticar esta enfermedad?

Es posible, aunque su costo es elevado. Se realizan diferentes estudios como el análisis del líquido cefalorraquídeo, y los estudios de imagen cerebral, tomografía axial computada y resonancia magnética. Las pruebas en sangre no son útiles.

¿Cuál es el tratamiento de está enfermedad?

Existen dos tipos de tratamiento:

El médico: a base de anticonvulsivantes, antinflamatorios y antiparasitarios potentes, que dependerá de la localización del cisticerco en el cerebro.

La elección de uno u otro depende de la localización del cisticerco en el sistema nervioso central, de las manifestaciones clínicas y del estado general del paciente. En casos severos el paciente puede quedar con secuelas neurológicas incapacitantes.

¿Cómo prevenir la cisticercosis cerebral?

Para llevar a cabo las medidas preventivas que ayudan a evitar esta enfermedad, es necesario conocer la forma en que se adquiere, así como el ciclo biológico del parásito.

Algunas medidas preventivas son las siguientes:

  • EVITAR LA DEFECACIÓN AL AIRE LIBRE. Construir fosas sépticas, ya que con las lluvias o el polvo los huevecillos eliminados en las heces fecales son arrastrados y pueden contaminar el agua o los alimentos que consumimos.
  • LAVARSE LAS MANOS CON AGUA Y JABÓN. Después de evacuar el intestino, y antes de preparar o ingerir alimentos.
  • EVITAR EL CONSUMO DE ALIMENTOS EN PUESTOS CALLEJEROS O DE DUDOSA PREPARACIÓN HIGIÉNICA
  • HERVIR EL AGUA ANTES DE BEBERLA
  • COCER LOS ALIMENTOS ANTES DE INGERIRLOS
  • CONGELAR LA CARNE DE CERDO POR TRES DÍAS. Se ha comprobado que esto destruye los cisticercos.
  • LAVAR CON AGUA CORRIENTE TODAS LAS FRUTAS Y VERDURAS
  • TRATAR MÉDICAMENTE A TODA PERSONA PARASITADA CON SOLITARIA.

El tratamiento médico de la solitaria es barato, eficaz y sencillo y el portador de solitaria es la auténtica fuente de cisticercosis tanto para cerdos como para el hombre.

¿Es hereditaria?

La cisticercosis cerebral NO es una enfermedad hereditaria.

¿Existen vacunas contra la cisticercosis cerebral?

NO existen vacunas contra esta enfermedad.

¿La cisticercosis cerebral podrá evolucionar a otra enfermedad o lesión?

Puede causar hidrocefalia o epilepsia

INFORMES

Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía MVS
Departamento de Grupos de Apoyo
Teléfono: 5606-3822, extensión 2016
e-mail : gpo_apoyo@innn.edu.mx


Última modificación :
Martes 03 de Agosto de 2010 por Ricardo Reséndiz

Insurgentes Sur No. 3877 - Col. La Fama - Deleg. Tlalpan D.F. - C.P. 14269 - Tel. 5606 3822 - 01 800 8321 825 - Comentarios sobre este Sitio de Internet Comentarios y Sugerencias sobre éste sitio de Internet

 

INSTITUTO NACIONAL DE NEUROLOGÍA Y NEUROCIRUGÍA, MÉXICO - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2010 - POLÍTICAS DE PRIVACIDAD